Download flyer



LA RENOVACION CARISMATICA EN LA NUEVA EVANGELIZACION

OBSERVACIONES PRELIMINARES

Gracias

Año de la Fe
El Papa Benedicto XVI nos pidió "Vivan este Año de la Fe...al servicio de la fe y de la evangelización" (Puerta de la Fe, 12)

En Lumen Fidei, el Papa Francisco
"El Papa Benedicto XVI proclamó el presente Año de la Fe, un año de gracia que nos ayuda a sentir la gran alegría de creer y para renovar nuestro asombro ante los vastos horizontes que abre la fe, de modo que luego de profesar la fe en su unidad e integridad, fiel a la memoria del Señor y sostenidos por su presencia y por la acción del Espíritu Santo". (5)

De manera particular, se podría decir que el Año de la Fe se ha dado en la Renovación Carismática Católica como un tiempo de gracia para fortalecer no solo la fe de cada uno de nosotros, sino para fortalecer la Renovación para que podamos participar más plenamente en la Nueva Evangelización.

"Hoy en día, hay una necesidad de un compromiso eclesial más fuerte para una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y el entusiasmo de comunicar la fe" (PF, 7)

  1. Nueva Evangelización (Qué es?
  2. Los movimientos por los recientes Papas
  3. Un Nuevo Pentecostés y el bautismo en el Espíritu Santo
  4. Movimiento de Renovación Carismática que fomenta el bautismo en el Espíritu Santo, la gracia para la iglesia...y es en si misma una gracia

I. Nueva Evangelización (Qué es?

JP II 1985 (Haití)
Un compromiso no a una re-evangelización, sino a una Nueva Evangelización, nueva en ardor, métodos y expresión Citado en Iglesia en America 6

A la cual se agrega nuevo momento y un nuevo Pentecostés

La Nueva Evangelización no es un programa

"Es una manera de pensar, ver y actuar
Se trata de un lente a través del cual vemos las oportunidades para proclamar el nuevo Evangelio"

Cardenal Donald Wuerl

# 4 Reporte a los Obispos

4 Grupos

  1. "Aplica a toda la vida de la iglesia...a la pastoral ordinaria que debe estar animada por el fuego del Espíritu"
  2. "Vinculado a la misión ad gentes. . . la primera proclamación es necesaria incluso en los países que fueron evangelizados hace mucho tiempo"
  3. "Los bautizados, cuyas vidas no reflejan las exigencias del bautismo. . . . la Iglesia está especialmente preocupada que deberían encontrar a Jesucristo de nuevo redescubrir la alegría de la fe y volver a la práctica religiosa en la comunidad de los fieles " El Papa Benedicto en la Homilía de clausura del Sínodo "La Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe Cristiana"

"Para aquellos a quienes ya no encuentran en la Iglesia mensaje de la participación" Wuerl

4. Es la reconstrucción del entramado cristiano de sociedad humana Wuerl

Resumen En toda su complejidad es tan simple como Andrés quien habiéndose convertido en un seguidor (discípulo) de Jesús

"(Encontró) a su hermano y (le dijo), "hemos encontrado al Mesías" Juan 6:41

II. Los Movimientos por los recientes Papas

En su gran encíclica misionera, Redemptoris missio, el Santo Padre escribió:

Dentro de la Iglesia, hay varios tipos de servicios, funciones, ministerios y maneras de promover la vida Cristiana. Me viene a la memoria, como una novedad surgida en muchas iglesias en los últimos tiempos, el rápido crecimiento de los "movimientos eclesiales" llenos de dinamismo Misionero Cuando estos movimientos buscan con humildad formar parte de la vida de las iglesias locales y son acogidos por obispos y sacerdotes en las estructuras diocesanas y parroquiales, ellos representan un verdadero don de Dios tanto para la nueva evangelización como para la actividad misionera propiamente dicha. Por tanto, recomiendo difundirlos y que se utilicen para dar nuevo vigor, sobre todo entre los jóvenes, a la vida cristiana ya la evangelización, con una visión pluralista de las diversas formas en que los cristianos pueden asociarse y de expresarse a sí mismos. (72)

Es muy importante para nosotros en la Renovación Carismática Católica - si queremos fortalecernos para la Nueva Evangelización - que veamos a la Renovación en el contexto de cómo la Iglesia ve los movimientos y las nuevas comunidades.

En un mensaje dado a los Obispos Portugueses en Fátima en 2010, el Papa Benedicto dijo:

En verdad, los tiempos en los cuales vivimos demandan un nuevo vigor misionero de parte de los Cristianos....

En este sentido, les confieso la agradable sorpresa que tuve al contactarme con los movimientos y las nuevas comunidades eclesiales. Al verlos, tuve la alegría y la gracia de ver como, en un momento de cansancio en la Iglesia, en un momento en que estábamos escuchando acerca "del invierno de la Iglesia", el Espíritu Santo crea una nueva primavera, despertando de igual manera en jóvenes y adultos la alegría de ser Cristianos, de vivir en la Iglesia, que es el Cuerpo vivo de Cristo. Gracias a sus carismas, la radicalidad del evangelio, los contenidos objetivos de la Fe, el flujo vivo de la tradición, todos siendo comunicados de manera persuasiva y acogidos como una experiencia personal, como la adhesión libre al presente acontecimiento de Cristo.

En muchos diálogos y textos, los movimientos son vistos en términos de su relación con el llamado a la santidad y en su relación con la Nueva Evangelización. Estos son dos de los 5 "criterios de eclesialidad" El Papa Juan Pablo II enumeró el primero en Christifidelis Laici (Exhortación Apostólica a los Fieles Laicos) en 1988.

El Papa Juan Pablo II vió el surgimiento y florecimiento de los movimientos como una consecuencia directa de la Acción del Espíritu durante el Segundo Concilio Vaticano II. El vió al Concilio como un encuentro con el Espíritu Santo en una experiencia de "un nuevo Pentecostés", cuando el Espíritu "intervino" para traer los "eventos de novedad sorprendente "y de cambiar radicalmente las personas y la historia.

Los movimientos laicos son "una prueba tangible de este "derramamiento del Espíritu" (Juan Pablo II). Son realidades que nacen del Espíritu, que están viviendo los signos del deseo del Espíritu para llevar a cabo el "cambio radical" en la Iglesia. Los movimientos revelan las dimensiones del cambio radical.

Através de ellos, son muchos y variados, los movimientos que comparten ciertos denominadores comunes que permiten conocer "el cambio radical" que el Espíritu esta tratando de producir. Todos los movimientos son fundamentalmente misioneros por naturaleza. Comparten un impulso apostólico- el deseo y la capacidad de llevar a la gente a un encuentro con Jesucristo vivo, para ponerlos en una experiencia concreta de comunión en El y lanzar a sus miembros en la misión evangelizadora de la Iglesia. (Peter Herbeck, Pentecostés Hoy, JFM 2008)

El Cardenal Wuerl en su Reporte Pre-Sinodal dijo:

Nosotros no pusimos solo la tarea de la Nueva Evangelización. Tampoco somos los primeros en abordar cómo esta tarea debe llevarse a cabo. Un signo de que la Nueva Evangelización está en marcha son los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades que traen tanta bendición a la Iglesia de hoy...todo apunta a la obra del Espíritu Santo participando en la Iglesia de hoy con aquellos que se han alejado.

Una de las tareas en nuestros esfuerzos para involucrar a la Iglesia en la obra de la Nueva Evangelización. Podría ser una llamada a todos los nuevos movimientos y las nuevas comunidades a integrar su energía y sus prácticas más plenamente en la vida de toda la Iglesia, especialmente manifestada en el local, particular la Iglesia bajo el cuidado apostólico del obispo.

III. Un Nuevo Pentecostés y el bautismo en el Espíritu Santo.

El grito de la Iglesia durante 50 años!

La oración de preparación para el Concilio Vaticano II; Renovar tus maravillas en nuestros días como en un nuevo Pentecostés!

En WYD (Jornada Mundial de la Juventud) en Australia en 2008, el Papa Benedicto proclamó,

"Juntos invocaremos al Espíritu Santo, pidiendo con confianza a Dios el don de un Nuevo Pentecostés para la Iglesia y para la humanidad en el tercer milenio".

En la Catedral de San Patricio en (2008)

"Juntos vamos a implorar a Dios la gracia de un nuevo Pentecostés de la Iglesia en América. Que las lenguas de fuego, que combinan el amor ardiente a Dios y al prójimo con un celo por la propagación del Reino de Cristo, desciendan a todos los presentes".

El vínculo entre "un Nuevo Pentecostés" y la Nueva Evangelización es significativo. La Evangelización -la vida transformándose en evangelización - no puede suceder sin el poder del Espíritu Santo.

El Papa Juan Pablo II enseñó: "Pentecostés no era solo un momento de intensa emoción, era el comienzo de un dinamismo de origen sobrenatural, que se desarrollaba a través de la historia de la Iglesia. Como en el día de Pentecostés "por lo que en nuestro tiempo el Espíritu Santo sigue suscitando el entusiasmo misionero y da dones jerárquicos y carismáticos" (Redemptoris Missio)

Pentecostés: más que emoción, es una experiencia religiosa dinámica, o una nueva (antigua) manera de orar.

Era/Es el Espíritu Santo equipando a la Iglesia (Nosotros!) para la misión.

Este poder que hemos experimentado, en el Sacramento de nuestro Bautismo y Confirmación ha despertado - avivado el fuego - por la liberación/con poder/derramamiento del Espíritu Santo que llamamos "bautismo en el Espíritu Santo"

Nuevo Libro Bautismo en el Espíritu Santo por ICCRS:

El bautismo en el Espíritu Santo es una experiencia transformadora de vida del amor de Dios Padre que se vierte en el corazón por el Espíritu Santo, recibido a través de una entrega al señorío de Jesucristo.

Este hace vida el bautismo sacramental y la confirmación, profundiza la comunión con Dios y con los hermanos cristianos, se enciende en el fervor evangélico y equipa a una persona con carismas para el servicio y la misión" (p.13)

No se limita a los miembros del movimiento de Renovación Carismática Católica!

Este no es cautivo de ningún campo ..... . ni se identifica con un solo movimiento, ni con un estilo de oración, el culto o la comunidad. Uno puede elegir el bautismo en el Espíritu Santo, pero no la renovación carismática. Ellos son separables. . . el bautismo en el Espíritu Santo pertenece a la herencia cristiana de todos los iniciados sacramentalmente en la Iglesia (Avivando la Llama, p. 10)

En Pentecostés del 2008, el Papa Benedicto XVI

Hoy me gustaría extender esta invitación a todos: vamos a redescubrir, queridos hermanos y hermanas, la belleza ser bautizados en el Espíritu Santo; seamos concientes una vez más de nuestro Bautismo y de nuestra Confirmación, manantiales de gracia siempre actual. Pidamos a la Virgen María obtener un nuevo Pentecostés para la Iglesia también hoy, un Pentecostés que extenderá a todo el mundo la alegría de vivir y testimoniar el Evangelio.

Renovación Carismática como

III. " un movimiento que promueve el bautismo en el Espíritu Santo, la gracia para la Iglesia y es en sí misma una gracia.

A. Don soberano/Gracia

"Desde el inicio de la renovación carismática, el bautismo en el Espíritu se ha vivido como un don soberano de Dios no depende de ningún mérito o de la actividad humana." (Bautismo en el Espíritu Santo, ICCRS Comisión Doctrinal, p14) Se trata de una experiencia de gracia transformando la vida que no se limita a los de la Renovación. "El alma de la renovación- El bautismo en el Espíritu es una refrescante gracia Pentecostal ofrecida a todos los cristianos", como el cardenal Leon Suenens escribió en 1996.

Aquellos que fueron los primeros en responder a la efusión del Espíritu Santo durante el "Fin de Semana en Duquesne" rápidamente entendieron que esta gracia [del bautismo en el Espíritu Santo] había de entenderse en el contexto de la profunda renovación de la vida católica, que era el corazón y la meta del Concilio Vaticano II. Ellos tenían un impulso intenso de comunicar esta gracia más ampliamente en la Iglesia Católica y una clara convicción de que esta gracia era para la renovación de toda la Iglesia. "(BHS, p62)

B. La Renovación como Gracia

El documento ICCRS continúa diciendo, "la Renovación Carismática Católica también surgió como una gracia inesperada, una sorpresa del Espíritu, algo no planeado y sin metas y programas formulados. La renovación no tiene ninguna figura fundadora de identificación, a pesar de que muchas comunidades que surgieron dentro de ella tienen fundadores o fundadoras... La organización del movimiento fue con posterioridad a su inicio. "(p14)

Es en este sentido que entendemos lo que el Cardenal Suenens también escribió que "la interpretación de la Renovación como un" movimiento "entre otros movimientos es no comprender su naturaleza; es un movimiento del Espíritu ofrecido a toda la Iglesia y destinado a rejuvenecer cada parte de la vida de la Iglesia".

Así que en primer lugar hay la realidad de la efusión del Espíritu Santo, así que pedimos en la oración de la Iglesia por el Concilio Vaticano II, como hemos señalado antes. Esto, en el siglo dedicado por el Papa León XIII al Espíritu Santo!

Luego, en segundo lugar, existe el movimiento, en el que el derramamiento del Espíritu está presente, no como un extra superfluo, sino como una gracia propia.

Como escribieron los obispos de Estados Unidos en 1997, "creemos que" la renovada efusión del Espíritu de Pentecostés en nuestro tiempo '... está particularmente presente en la Renovación Carismática Católica y en la gracia del bautismo en el Espíritu Santo."(Grace para la Nueva primavera)

C. La renovación no es una sola entidad, más como un movimiento de movimientos

La Renovación, sin embargo, "no es una entidad única con una estructura organizativa unificada, sino más bien una corriente de movimientos y grupos unidos por una experiencia común la del bautismo en el Espíritu Santo, incluyendo grupos de oración, comunidades de alianza, escuelas de evangelización, los ministerios de sanación y una amplia variedad de otros grupos y ministerios, algunos ecuménicos y algunos exclusivamente católicos (BHS, p91)

Esta diversidad es una gran bendición y un reto tanto para la Renovación y para la Iglesia. Para la Iglesia la Renovación es una fuente de más de 150 millones de vidas transformadas.

Por la Renovación, la diversidad ha permitido a la Renovación tocar tantas realidades y personas y un crecimiento exponencial aquí y en todo el mundo. Sin embargo, esto implica también que trabajemos más duro tanto por nuestra identidad como por nuestra unidad. Por qué?

Por el bien de la gracia del bautismo en el Espíritu Santo derramado no para unos pocos sino para todos!

C. Los Retos

Tan grande como es la Renovación actualmente, tantas vidas que la Renovación ha tocado en nuestros casi 50 años, hay tantos más Católicos quienes todavía no han abierto sus vidas a la Persona, presencia y poder del Espíritu Santo, tantas divisiones continuas en el Cuerpo de Cristo aún no superado por la efusión del Espíritu Santo que busca reconstruir la unidad querida por el Padre y que muchos no creyentes y no bautizados que todavía no han experimentado ese encuentro personal con Jesucristo que salva, transforma y da vida.

Si negamos la realidad de la Renovación como movimiento, como un "movimiento eclesial", es decir, sus raíces en la Iglesia Católica (sin negar nuestros orígenes ecuménicos ni la dimensión profética de nuestra vocación ecuménica), no vamos a trabajar juntos para fortalecer la identidad y la unidad de la Renovación. Lamentablemente, podemos perder nuestra identidad como movimiento y dejamos de existir, o existir pero no ser eficaces. Podemos perder nuestro fuego.

D. Avanzando

Cinco pasos para el fortalecimiento de la identidad de la Renovación como un movimiento que fomenta el bautismo en el Espíritu Santo como una gracia para la Iglesia.

En primer lugar, vamos a reafirmar, con Fray Raniero Cantalamesa, que nuestra proclamación central es que "Jesús es el Señor" y que "nuestra vocación es afirmar mediante el Espíritu el señorío de Jesús presente hoy día en la Iglesia...El redescubrimiento de que Jesús como el Señor, que es una experiencia y no solo intelectual, es ...una de las más significativas contribuciones teológicas y espirituales que el bautismo en el Espíritu trae a la renovación carismática y la renovación carismática trae a la Iglesia Católica. "(Sobria Intoxicación del Espíritu, Segunda Parte, pp36, 124)

En segundo lugar, debemos a reconocer tanto la Católica, como las raíces Pentecostal y ecuménica en la efusión del Espíritu Santo actualmente.

A nuestras raíces Católicas, se debe el papel crucial de la Beata Elena Guerra, quien en su contacto con el Papa León XIII animó la devoción al Espíritu Santo.

Es por nuestras raíces Pentecostal y ecuménica, que hay el comienzo en Topeka, Kansas en 1901 y después la efusión del Espíritu en la Calle de Azusa en 1906 y el papel del grupo de oración interdenominacional que oró con dos de los profesores en Duquesne quienes mas tarde guiaron a los estudiantes durante el fin de Semana en Duquesne en 1967.

Si hacemos caso omiso de una u otra de nuestras raíces lo hacemos a nuestro propio riesgo.

En Tercer lugar, debemos leer y estudiar el documento ICCRS ya que define y aclara "el bautismo en el Espíritu Santo" como "experiencia de una realidad objetiva" (BHS, pp13, 67)

Es esta experiencia de una realidad objetiva del amor de Dios que nosotros fomentamos y con ella el papel pleno del Espíritu Santo como la donación y liberación de los carismas para la evangelización y el servicio.

En cuanto a los carismas, como dijo el Papa Benedicto XVI en 2008,

"Podemos ... decir con razón que uno de los elementos y aspectos positivos de la comunidad de la Renovación Carismática Católica es precisamente su énfasis en los carismas o dones del Espíritu Santo y su mérito radica en haber recordado su actualidad en la Iglesia ".

Nosotros no estamos creando clubes de oración, pero estamos llamados (enviados!) a construir comunidades que sean testigos de la vida Católica renovada.

En Cuarto lugar, seamos, como dice el Papa Francisco quien escribió antes de su elección, "discípulos misioneros en comunión" formados por el Espíritu Santo para difundir la cultura de Pentecostés en la Iglesia y en la sociedad - seamos agentes activos de la Nueva Evangelización.

En Quinto lugar, estemos siempre, como dijo el Papa Francisco en Pentecostés este año, "abiertos al Espíritu.." [quien] trae diversidad de carismas y dones; ...el Espíritu Santo es el Espíritu de unidad, el cual no significa uniformidad, sino que lleva todo de vuelta a la armonía...

Cuando somos nosotros los que queremos construir la unidad de acuerdo con nuestros planes humanos, terminamos creando uniformidad, estandarización.

Pero si por el contrario nos dejamos guiar por el Espíritu, la riqueza, la variedad y la diversidad nunca se convierten en fuente de conflicto, ya que el nos impulsa a experimentar la variedad dentro de la comunión de la Iglesia".

A medida que continuamos este Año de la Fe y nos dirigimos al Jubileo de la Renovación en el año 2017, vamos a reflexionar más profundamente y a hablar de la identidad de la Renovación como un movimiento dado a la Iglesia (a todos) para fomentar la gracia del bautismo en el Espíritu Santo con la transformación y el poder de la gracia para la Nueva Evangelización.



Renovacion Carismatica Catolica